Xataka Home
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Sabías que cada serie tiene su propia firma de color? Al igual que con el guion, los personajes o la banda sonora, el espacio de color posee un gran significado dentro de las películas. Cada uno es único y, aprovechando que la quinta temporada de Black Mirror está muy cerca ─se estrenará el 5 de junio en Netflix─, hablemos del color que hemos visto a lo largo de la serie.

Si somos auténticos fans de esta antología de relatos en forma de vídeo, sin duda, esperamos su emisión por parte del streaming rey y hemos visto varias veces los cuatro tráilers más la píldora de los instagramers. Pero ¿y si damos un paso más y ambientamos nuestra vivienda para la llegada de estos capítulos con luces inteligentes como las Philips Hue?

Características:

Conoce las posibilidades de personalización y confort que ofrece la iluminación conectada e inteligente Philips Hue: luces de hasta 16 millones de colores, sensores, control por app móvil y asistentes de voz, compatibilidad Zigbee, recetas IFTTT...

El color tras los capítulos de Black Mirror

Tanto las cuatro primeras temporadas, en forma de capítulos de media duración, como de los especiales ‘White Christmas’ (2014) y el interactivo ‘Bandersnatch’ (2018) tienen su propia firma de color, generalmente oscuro. En ocasiones es extremadamente fácil de observar tal y como muestra en su perfil de Facebook la CAAV Universidad de Medios Audiovisuales y reflejamos debajo:

Arriba, junto a la paleta de color, vemos una escena del capítulo ‘San Junípero’ (2016), que dio a la serie sus primeros Emmy. En el primero, el universo que rodea a la actriz Mackenzie Davis guarda cierta relación con otros entornos virtuales altamente saturados de neón, como ya hemos visto en ‘Tron’ (1982) o ‘Blade Runner’ (1982 y 2017), columna izquierda de la imagen inferior.

Lo cierto es que ‘San Junípero’ podría haber sido diseñado al completo por Nicolas Winding Refn, el realizador danés daltónico obsesionado con los colores de alto contraste: ‘Drive’ (2011), ‘Only God Forgives’ (2013) y ‘The Neon Demon’ (2016), que aparecen en la columna derecha. La casualidad ha hecho que el actor Ryan Gosling forme parte de la colorimetría de muchas de estas películas.

¿Y si pudiésemos trasladar los colores de las escenas a la ambientación de nuestra vivienda? Lo cierto es que la tecnología ya permite esta interacción gracias a bombillas conectadas como las Philips Hue. Explicamos cómo lograrlo más abajo.

Sincronizar las luces del hogar con la televisión

La domótica y la customización de la vivienda están alcanzando nuevas cotas. Aunque hemos abierto el artículo poniendo el ejemplo de la quinta temporada de Black Mirror, con la que continuamos un poco más adelante, lo cierto es que las luces inteligentes pueden sincronizarse también con otras películas, música, videojuegos, etc.

Para ello basta con instalar bombillas conectadas, enlazarlas a la red WiFi de nuestro hogar y descargar la aplicación Philips Hue Sync en tu PC o Mac. Esta última incorpora un gran abanico de opciones para las bombillas y, si queremos que estas cambien de iluminación al ritmo del televisor, bastará con enlazar ordenador y TV mediante HDMI/VGA, AirPlay, Chromecast o Miracast.

Cualquiera de estas opciones nos brindará la oportunidad de sincronizar la iluminación con aquello que aparezca en pantalla. Por supuesto, las smart TV Philips y otros televisores compatibles admiten la descarga de la aplicación directamente a su memoria sin pasar por el ordenador. También podremos bajarla en nuestro dispositivo móvil para controlar las luces desde ahí.

Todo lo que aportan las luces sincronizadas

Para los que somos puristas del cine de calidad y buscamos siempre las mejores condiciones a la hora de ver una película, poder ambientar nuestro salón con los tonos de una serie como ‘Black Mirror’ supone el siguiente nivel de visionado. Esto va mucho más allá de evitar el pasillo del cine para que no nos dé la luz de los leds de emergencia o bajar la persiana del todo en casa.

En la imagen superior observamos al actor Jesse Plemons en ‘USS Callister’ (2017) en uno de los episodios más aclamados de ‘Black Mirror’. El guiño a las películas de ‘Star Trek’, tanto en la indumentaria como en los tonos de los colores, resulta evidente. Ahora, imagina que la vivienda también los tuviese.

Los sistemas de visionado inmersivo, hace unas décadas, pasaban por tener una buena calidad de imagen. Aunque esto sigue siendo importante, pronto le llegó el turno al sonido envolvente y al Dolby Surround. Ahora la pequeña pantalla ha dado un giro más, esta vez hacia el color envolvente, o verse rodeado por la paleta de color de la imagen dando la sensación óptica de que la escena se extiende por los límites de la visión.

Contar con una vivienda domotizada en iluminación y conectada al ordenador, televisor o al móvil, facilita nuestra inmersión en la serie y mejora la experiencia. Y, como aún no se han inventado los ojos Z (Z-Eye) que ‘Black Mirror’ nos presentó en ‘The Entire History of You’ (2011) y que siguió usando en ‘White Christmas’ (2014), tendremos que echar mano de las luces conectadas.

Cómo diseñar nuestro salón conectado

En luces inteligentes nadie tiene la última palabra. Hay quien las usa simplemente para dar un toque de color, sustituyendo las luces del techo por bombillas conectadas, y quien remodela toda la estancia para que las distintas tonalidades alcancen más protagonismo. A lo largo del artículo, hemos visto con varios ejemplos cómo cambian las paletas de color según los capítulos de la serie. Ahora toca instalar las luces.

El pack de inicio Hue White and Color Ambiance es uno de los más usados a la hora de realizar los primeros pasos en iluminación por sus tres bombillas E27 (las de rosca de toda la vida). Es una buena idea si solo nos interesa tocar aquellas luces que ya tenemos en la habitación, aunque podemos ir más allá.

Imaginemos un salón en que, además de las luces del techo, disponemos de varias bombillas conectadas repartidas por la estancia. Del mismo modo que incluimos el subwoofer bajo el sofá y posicionamos las torres de sonido a nuestra espalda para lograr un sonido envolvente, también podemos instalar bombillas de ambiente de colores como las GU10 de muy bajo consumo o las E14, presentes a menudo en las tulipas de apoyo.

Las tiras led, por ejemplo, son una opción perfecta para colocar tras el televisor o en los espacios que dejen libres las estanterías, ayudando a generar luz difusa de ambiente. También proporcionan esta sensación diseños al estilo del esferoide Flouristh o la lámpara portátil Go, que podremos colocar allí donde estimemos oportuno.

Las posibilidades de configuración se vuelven infinitas a medida que echamos un ojo al catálogo de marcas como Philips Hue, y es que no todas las viviendas son iguales. Cada una cuenta con su personalidad única y, pese a que esta pueda sincronizarse con el contenido de nuestra serie favorita, está en nuestra mano diseñar el ambiente que buscamos en el hogar.

Imágenes | Películas y series mencionadas